Es muy lamentable escuchar que un porcentaje significativo de las personas que padecen diabetes y presentaron problemas de úlceras en los pies terminan con una amputación.

En este tipo de problemas, la atención preventiva es crucial.

El administrar estrechamente la glucosa en la sangre es la mayor clave, ya que las probabilidades de sufrir complicaciones con una diabetes siguen siendo bajas cuando el nivel de azúcar en la sangre es estable.

El visitar una clínica del pie diabético ante cualquier eventualidad puede hacer la diferencia de solo tratar una herida o el perder un miembro.

Para ello, existen medidas para prevenir problemas del pie diabético, como por ejemplo:

  • Lavarse los pies todos los días
  • Mantener las uñas de los pies adecuadamente recortadas, pero no demasiado cortas
  • Mantener los pies secos e hidratados
  • Cambiar calcetines con frecuencia
  • Visitar un podólogo para eliminar callos
  • Usar zapatos apropiados

Sin embargo, las úlceras en el pie pueden regresar después de haber sido tratadas.

El tejido de la cicatriz puede infectarse si el área se agrava nuevamente, por lo que tu médico puede recomendar que uses zapatos para diabéticos, para prevenir que las úlceras regresen.

Por lo que si comienzas a ver la carne ennegrecida alrededor de un área de entumecimiento, consulta a tu médico de inmediato para buscar tratamiento ante una úlcera de pie infectada.

Si no se tratan, las úlceras pueden causar abscesos y propagarse a otras áreas de los pies y las piernas.

En este punto, a menudo las úlceras sólo pueden ser tratadas mediante cirugía, amputación o reemplazo de piel perdida por sustitutos sintéticos de la piel.

Cuando se detecta a tiempo, las úlceras en los pies son tratables.

Consulta a un médico de inmediato si desarrollas una úlcera en el pie, ya que la probabilidad de infección aumenta cuanto más se espera.

Solo ten presente que las infecciones intratables pueden requerir amputaciones.

Mientras que las úlceras sanan, habrá que seguir tu plan de tratamiento. Las úlceras del pie diabético pueden tomar varias semanas para curar, en especial si tu nivel de azúcar en la sangre es alto y si se aplica presión constante e la úlcera.

Permanecer con una dieta estricta y con una presión de descarga de tus pies es la forma más eficaz para permitir que tus úlceras en el pie sanen.

Una vez que una úlcera se haya curado, el cuidado preventivo constante te ayudará a evitar que una úlcera regrese.

shares